El programa “Familias Solidarias” suma resultados satisfactorios

Categoría: prensa

Así lo explicó la responsable del Servicio de Protección de Derechos de Rawson, Edith Díaz, quien contó detalladamente como son los procedimientos que se llevan a cabo para lograr el resguardo del niño o adolescente que ha pasado por una situación de abuso, maltrato o  negligencia. La inscripción para familias que quieran sumarse está abierta todo el año.

La Municipalidad de Rawson, a través de la Oficina de Servicio de Protección de Derechos perteneciente a la Secretaria de Familia y Promoción Social, continúa adelante con el programa “Familias Solidarias”, el cual ha arrojado resultados más que satisfactorios en la ciudad capital.

Así lo explicó la directora General de la Oficina de Servicio de Protección de Derecho, Edith Díaz, quien manifestó que “Familias Solidarias es un programa que venimos llevando adelante hace tiempo y en donde hemos obtenido resultados más que satisfactorios ya que las respuestas de la comunidad capitalina a nuestro llamado siempre es positiva”.

En el mismo sentido, la funcionaria municipal repasó que “nosotros estamos para atender todos los días, se puede llamar por teléfono y nuestro equipo de profesionales, que está compuesto por un abogado, una trabajadora social y una psicóloga, siempre está a disposición para comunicarse con los interesados, para explicar cuáles son los requisitos y los procedimientos que se deben realizar para llegar a ser una familia solidaria”.

Cuidado provisorio

A su vez, la directora General explicó que “todas las familias que quieran participar de este programa, deben saber que el cuidado que deben realizar del niño o adolescente es provisorio y se da en un momento difícil de su vida, es una medida de protección excepcional, que va desde 90 a 180 días, según lo dice la ley y el Código Civil, y se puede llegar a extender según el proceso que esté viviendo la familia biológica del involucrado”.

Todo niño desea vivir con sus padres

“Sabemos que hay familias que vienen atravesando un montón de crisis y que en 6 meses no van a modificar ese escenario, pero si el equipo de profesionales vislumbra que en el corto plazo puede haber ciertas modificaciones, se busca sostener a la familia solidaria, pero nunca de forma definitiva porque todo el deseo de todo niño, es vivir con sus papás, ese es su ámbito de felicidad”, enfatizó la funcionaria.

Deseo real de cuidar al niño

Además, Edith Díaz agrego que “uno de los requisitos fundamentales para postularse como familia solidaria es el deseo real de cuidar al niño o adolescente, porque a la larga cualquier familia puede ser la que asuma esta responsabilidad, siempre y cuando participen, se informen, se capaciten, y sientan el acompañamiento del equipo de profesionales que están a disposición para que les vengan a hacer todas las preguntas necesarias, porque es lógico que toda esta situación nos genere dudas y tal vez miedo de no saber cómo uno se siente tanto cuando ingresa o se vaya el menor de nuestro hogar”.

Asimismo, la funcionaria municipal expresó que “todos los menores con los que trabajamos son niños, niñas o adolescentes, de 0 a 18 años, en donde nunca hemos tenido problemas en encontrarles, tanto familias solidarias como redes de la comunidad que acompañe, porque si hay gente que no está en condiciones de poder alojar en su hogar a nadie, puede participar apoyando a los chicos desde otro lugar, porque también necesitan referentes que los orienten en su proyecto de vida”.

Medida de protección

“No nos debemos olvidar bajo ninguna circunstancia que los niños o adolescentes involucrados han llegado a esta situación porque ha existido en su momento una medida de protección a causa denuncias relacionadas a casos de abuso, maltrato o negligencia que el niño no tiene por qué estar atravesando” sentencio la directora.

Por último, Díaz remarcó que “no siempre las familias solidarias son gente que el menor desconoce, en primera instancia siempre se recurre a integrantes de su propio núcleo como pueden ser abuelos, tíos u otro parentesco y luego a referentes afectivos, porque muchas veces el niño manifiesta un cierto aprecio a la mamá de un amiguito porque se suele quedar a dormir allí, lo cual facilita las cosas porque es una familia que ya vienen con un vínculo con este chico”

Respuesta positiva

“Cuando se agotan todas estas instancias y no se encontró a ninguna persona que pueda asumir esta responsabilidad, recién ahí se convoca a familias solidarias, en las cuales nosotros contamos con un lista de postulantes que debe coincidir con el perfil del chico y en caso de no tener postulantes hacemos una convocatoria que en Rawson la respuesta siempre es súper positiva, en donde evaluamos la mejor opción para el menor”, finalizó la funcionaria.