El Municipio recomienda comprar pescado en lugares habilitados

Categoría: prensa

Con motivo del aumento de la compra de productos de mar en Semana Santa, la Municipalidad de Rawson aconseja a los vecinos tomar precauciones a la hora de adquirir y consumir artículos alimenticios característicos de esta fecha.

La Dirección General de Comercio de Rawson recomienda tomar medidas de precaución a toda la comunidad por la compra de productos a raíz de la costumbre religiosa que invita a reemplazar la carne roja por otras alternativas. Además, el municipio continuará realizando controles en pescaderías y locales comerciales.

El director General de Comercio, Adolfo Núñez Maciel informó que “los controles en pescaderías se vienen realizando de forma rutinaria, se da particular atención en fechas especiales, pero es un trabajo en conjunto que se realiza todo el año”.


“Hoy en Rawson están funcionando 5 pescaderías y están todas habilitadas cumpliendo con todos los requisitos legales”- añadió el director de Comercio municipal- “Además se trabajó en los controles de los puestos que se encuentran en el Puerto de Rawson donde se labraron actas de infracción y se clausuraron algunos que no estaban en condiciones de funcionar”, destacó.


Así mismo Núñez Maciel indicó que “colabora con nosotros permanentemente Hugo Ibáñez, desde la dirección de bromatología municipal, capacitando al personal que se especializa en la conservación y manipulación de los alimentos”.
Vale destacar que el pescado es un producto perecedero que se puede alterar con facilidad si no se tienen en cuenta algunos cuidados al momento de su compra y futura cocción. Al respecto, la licenciada Florencia Gutiérrez Toledo, integrante del área de Comercio del municipio capitalino, indicó que “decimos que la compra siempre debe hacerse en lugares habilitados, y con respecto al pescado otra de las recomendaciones que hacemos es que a la hora de cocinarlo se realice bajo una correcta cocción”.

Así mismo indicó que “los controles de rutina se realizan durante todo el año”, lo que permite diagnosticar si los productos son aptos para el consumo de las personas. En la misma línea la licenciada explicó que “se realiza  un análisis microbiológicos de los productos para determinar si pueden o no ser consumidos teniendo en cuenta las enfermedades que pueden provocar el mal estado de los alimentos”, finalizó Florencia Gutiérrez Toledo.