El Municipio de Rawson reconoció los treinta años de servicio a la comunidad de uno de sus guardavidas

Categoría: prensa

El protagonista es Horacio “Condor” Roberts, que celebró 30 años ininterrumpidos de trabajo en el Cuerpo Estable de Guardavidas de Rawson. En el marco de la realización una cena por el Día del Guardavida, Roberts recibió un reconocimiento.

En el marco del festejo por el Día el guardavida que se conmemoró el 4 de febrero, y que fuera celebrado el pasado domingo 9 de febrero la secretaria de Turismo, Cultura y Deporte de Rawson, Lorena Marín destacó la pasión y el compromiso de Roberts. Dijo que “como guardavida es súper noble y dedicado, lo que lo convierte en uno de los más queridos dentro del staff”.

Asimismo, en el evento la funcionaria municipal reconoció a los nuevos aspirantes e hizo entrega de un diploma de acción a todos los guardavidas que trabajan en esta temporada. “Siempre es un orgullo contar con el acompañamiento de un cuerpo que ha prestado servicio y ha trabajado tan bien, ya que a partir del trabajo de prevención que se reforzó este año, ha bajado la cantidad de rescates y asistencias”, dijo.

En el agasajo y reconocimiento por sus treinta temporadas en Playa Unión el guardavida Horacio Roberts se mostró emocionado y manifestó que “me sorprendieron y fue muy grato porque estaban todos mis compañeros, los de los primeros años y los nuevos”.

En la oportunidad Roberts recibió una caricatura en un cuadro que “me gustó mucho, fue un momento emocionante porque además pasaron fotos viejas del trabajo de guardavida, fue muy lindo”.

El servidor público comentó que en su primera temporada “era solo 12 guardavidas, la playa era distinta, la marea bajaba cien metros en la zona central de la costa, ahora no baja tanto”.

Recordó que en esa época “estaba parte de la casilla del gobernador, luego fue creciendo el plantel hasta llegar a 21 guardavidas y se cubría hasta la Pizzería Miguel Ángel” y agregó que “recuerdo que había una escollera en el puesto 1 que ahora desapareció porque la cubrió la arena, la playa terminaba en Miguel Ángel, ahora cambió todo llegamos hasta la escollera corta con el puesto Nº 21”.

Respecto al comportamiento de la gente hace unos 30 años dijo que “antes la gente se reunía en la zona de Toninas porque el colectivo bajaba la gente ahí, ahora la playa es distinta, está más linda que nunca, está arreglada”, afirmó.

En cuanto a sus inicios dijo que “la mayoría ingresamos por una necesidad o porque hacemos actividades deportivas como natación, pero luego te das cuenta que es una vocación”. Roberts comentó que “yo tengo mi trabajo en la Administración Pública y me doy cuenta que mi verdadera vocación es esta porque cuando finaliza la temporada siento tristeza y cuando estamos por arrancar te preparás físicamente y estás esperando que llegue el verano y venís con gusto a trabajar que es lo que a uno le gusta”, aseguró.