Dirigentes vecinales juntarán firmas para evitar que el Centro de Encuentro tenga otro uso

Categoría: prensa

“Queremos que el Gobierno cumpla con la palabra y avance con la obra para desarrollar las actividades que dieron origen” al edificio, comentaron Pichihuinca y Ortiz, referentes del Área 16 y 490 Viviendas, respectivamente. Denunciaron que la obra “está abandonada”.

Focalizados en defender la idea original sobre la utilidad del Centro de Encuentro cimentado en el barrio 490 Viviendas de Rawson, dirigentes vecinales juntarán firmas para evitar que el edificio –hoy en estado abandono-, sea destinado a la Universidad del Chubut o a la Escuela de Formación Policial. La propuesta de trasladar la entidad policial a otra ciudad, emanada desde el Gobierno provincial, no despertó entusiasmo en la comunidad capitalina, que a través de una masiva movilización encabezada por la intendenta Rossana Artero, repudió la idea gubernamental.

La utilidad del Centro de Encuentro para albergar a otras dependencias del Ejecutivo central tampoco fue aceptada por otros sectores: diputados se oponen al proyecto porque entienden que, por ejemplo, la Escuela de Formación Policial requiere de instalaciones adecuadas con las exigencias que corresponde. Y en Trelew, según expresó un grupo de vecinos en los últimos días, no aceptan la llegada de esa dependencia, para que se afinque en el Centro de Encuentro de dicha ciudad.

El repudio en Rawson fue generalizado. Desde la dirigencia barrial “vamos a impulsar una junta de firmas para que el vecino despierte, se niegue a la propuesta de Provincia y exija avanzar con la obra original. Acá el beneficio es para todos, no para uno. Queremos que se le dé la utilidad para lo que fue pensado”, esgrimió la ex presidenta del Área 16, Norma Pichihuinca.

Las maquetas, hace algunos años, fueron presentadas con la denominación Centro Integrador Comunitario. Estas obras financiadas por el Gobierno Nacional tenían un sentido social profundo: contención e inclusión. Los trabajos, por razones burocráticas, quedaron paralizados.

Atento a la necesidad edilicia del Gobierno que conduce Mariano Arcioni, los vecinalistas capitalinos convinieron que “el Ejecutivo debe cumplir con la palabra y ejecutar las actividades que se pensaron” en aquellos años. “Los jóvenes necesitan un espacio para generar su recreación porque más allá de los talleres municipales que trabajan muy bien, necesitamos un lugar para los adolescentes. En Rawson tenemos que pelear por eso que se nos prometió y se tiene que cumplir, no podemos permitir el abandono”, declaró Pichihuinca.

Respeto

“Nuestra postura es que se sostenga el propósito por el que fue construido el Centro de Encuentro, intenté comunicarme con gente de Provincia y nunca me respondieron. El lugar está muy abandonado”, se quejó por su parte la presidenta del barrio 490 Viviendas, Alejandra Ortiz.

Presentado el proyecto original, “hicimos un trabajo en terreno con los vecinos del barrio para que conozcan los alcances de la obra y preguntar si querían agregar actividades; en ese momento nos solicitaron talleres con salida laboral. Nos juntamos con jóvenes de la Politécnica y otros colegios para conocer sus ideas para sumarlas” en esa estructura que “nos costó mucho” gestionar, recordó Ortiz.

Pero “con el cambio de Gobierno y otras ideas quedó parado, la obra está en el olvido, abandonada”. Ahora, “iniciamos el reclamo para que se repare sosteniendo la misma postura: que sea utilizado como punto de encuentro por los jóvenes”, concluyó.