“Artero cumplió su rol perfectamente poniéndose a la cabeza del reclamo, es una mujer muy valiente”

Fueron las palabras del juez de Familia de Rawson, Martín Alesi tras destacar el rol de la intendenta capitalina como promotora y defensora de los derechos de la mujer. Las declaraciones del juez fueron en el marco de un reclamo que efectúa por la “constante violación de las prohibiciones de acercamiento”.

El juez de Familia de Rawson, Martín Alesi, destacó el rol de la intendenta capitalina, Rossana Artero, en el marco de la lucha por los derechos de las mujeres, consideró que “es vital que una mujer importante como ella hable de estos temas tan relevantes para la sociedad”.

Tras conocer la postura en defensa de los derechos de las mujeres y el compromiso y dedicación de la intendenta de Rawson, Rossana Artero, en torno a esta problemática. Por eso que el ejecutivo acompaña el proyecto de ley que está elaborando el Doctor Alesi, para presentar en Legislatura. “Ella está al tanto de la situación y acompaña el proyecto ya que será un forma en la que podamos ir acomodando la situación”, explicó el Juez.

Y destacó: “Quiero aprovechar para destacar la predisposición de la intendenta, que cumplió y cumple su rol de manera perfecta poniéndose a la cabeza del reclamo por la gente, es una mujer muy valiente y la felicito por ello”.

“Estoy preocupado por la situación que tenemos en nuestra ciudad acerca de la ineficacia estructural que tenemos en el Poder Judicial para que se respeten las medidas cautelares que decretamos los jueces de Familia para evitar la violencia”, precisó Alesi.

“Muchos presuntos agresores no respetan la media, por ejemplo las más comunes que se violan son las prohibiciones de acercamiento, en eso hay una ineficacia del sistema penal que no hace que se cumpla lo dictaminado por nosotros”.

En la misma línea, el juez de Familia explicó que “hay que tener en cuenta que cuando una persona viola una prohibición de acercamiento claramente la intención es atemorizar, acechar u hostigar a su ex pareja y esto se presenta como la antesala de delitos más graves porque el que viola la prohibición de acercamiento e incurre en un delito probablemente termine ejecutando otro delito más grave”.

“Hemos tenido casos recientes donde personas que han quebrantado la prohibición de acercamiento, son llevados ante el fuero penal y hay algunos jueces que les dicen en la cara que no incurrió en ningún delito”, concluyó Alesi.